null
HOME NB MAGAZINE MITOS Y VERDADES SOBRE LOS SÉRUMS
Beauty Tips

MITOS Y VERDADES SOBRE LOS SÉRUMS

Sí, tu piel también los necesita

Mucho se ha escrito sobre los sérums cosméticos pero aún hoy siguen generando muchas dudas y confusión. ¿Sabías que los sérums son un básico de belleza que no debe faltar en ninguna rutina? Pon a prueba tus conocimientos beauty y descubre por qué.


1. SI USO CREMA HIDRATANTE, NO NECESITO SÉRUM (Y VICEVERSA).

FALSO. Aunque es una idea muy común, es errónea. Sérums y cremas tienen propiedades distintas. En general, los sérums son productos ultraconcentrados que tratan preocupaciones cutáneas específicas (arrugas, tono apagado, manchas, sequedad…). Para ello, se formulan con moléculas pequeñas —o empleando sistemas de encapsulación— y cuentan con texturas muy ligeras que permiten una penetración más profunda.

Por su parte, la principal función de las cremas –además de aportar otros beneficios– es crear una barrera hidratante sobre la piel para protegerla de las agresiones externas. Para ello, incluyen componentes más untuosos cuya formulación no permite concentraciones tan elevadas como la de los sérums. Como ves, sérum y crema son productos diferentes, pero complementarios. ¡No prescindas de ninguno!

null
2. TENGO MENOS DE 30 AÑOS, NO NECESITO UN SÉRUM

FALSO. Como hemos visto, los sérums tratan necesidades específicas. Quizá por tu edad no te hace falta un producto antienvejecimiento, pero te puede convenir un sérum para combatir imperfecciones, como el purificante Oxygen Complex, o un aporte de vitaminas revitalizantes, como el de C + C Vitamin Complex. Si buscas resultados, no importa cuantos años tengas: incluye un sérum en tu ritual.


3. LOS SÉRUMS SON ADECUADOS PARA TODAS LAS PIELES

CIERTO. Sea cómo sea tu piel, existe un sérum para ti. Incluso las pieles más delicadas o aquellas con tendencia grasa pueden encontrar un producto adecuado. Si alguna vez has oído que las pieles más “problemáticas” deben usar menos cosméticos, no lo creas. Simplemente, tienes que diseñarte un ritual facial a tu medida.


4. EL SÉRUM SOLO SE USA POR LA NOCHE

FALSO… pero con matices. Igual que te limpias el rostro y te hidratas dos veces al día, el sérum debe usarse mañana y noche para una rutina facial completa y efectiva. Eso sí, hay sérums que por sus ingredientes y características están concebidos para uso nocturno, como Diamond Life Infusion. Asegúrate de elegir el adecuado para cada momento.

5. PUEDO USAR DISTINTO SÉRUM MAÑANA Y NOCHE

CIERTO. Para que tu ritual de belleza te proporcione los máximos resultados, debes aplicar el sérum dos veces al día, pero… ¿quién ha dicho que no puedas tratar la piel desde distintos ángulos? Quizá te preocupa la falta de firmeza… pero también las manchas. En este caso te recomendamos un cóctel de nutrientes reafirmantes por la mañana, como el que incluye Essential Shock Intense Complex y un sérum despigmentante antes de acostarte, como Diamond White Serum. ¿Tienes la piel sensible, pero buscas una acción antiarrugas? Usa por la mañana el sérum reparador NB·Ceutical Tolerance Booster para mejorar la tolerancia de tu piel y, por la noche, Inhibit High Definition para combatir líneas de expresión. Como ves, ¡existen múltiples opciones!

null

null
6. PUEDO USAR MÁS DE UN SÉRUM A LA VEZ

CIERTO. Igual que puedes usar un sérum distinto por la mañana y por la noche, puedes usar un sérum encima del otro. No, tu piel no se va a “asfixiar”. Simplemente, disfrutará de las propiedades de ambos cosméticos. En cualquier caso, consulta siempre a tu asesora de belleza para que te confirme si realmente necesitas dos productos y te recomiende la combinación más adecuada para ti.

7. MI SÉRUM Y MI CREMA HIDRATANTE DEBEN SER DE LA MISMA MARCA O COLECCIÓN

FALSO. Cada piel es distinta y puede requerir productos con acciones diferentes. De lo que se trata es de encontrar qué necesita tu piel en cada momento y qué le funciona mejor. Puedes conseguir múltiples beneficios combinando un sérum y una crema de distintas colecciones. ¡Déjate asesorar!


8. PUEDO POTENCIAR UN SÉRUM CON UN BOOSTER

CIERTO. Aunque un booster también es un producto superconcentrado, la forma de usarlo es distinta a la de un sérum. Los boosters han sido diseñados para añadirse a tu rutina y aportarle más propiedades a tu piel sin que tengas que cambiar tus cosméticos preferidos ni renunciar a sus beneficios. Es el caso de Diamond Cocoon Skin Booster, una infusión antioxidante que fortalece la piel y equilibra la microbiota. Un aliado infalible para proteger el cutis de la polución y la luz azul, que puedes mezclar tanto con tu crema hidratante como con tu sérum.


9. EL CUELLO Y EL ESCOTE TAMBIÉN NECESITAN SÉRUM

CIERTO. Ya hemos dicho que los sérums tratan necesidades específicas y la piel de cuello y escote tiene unas particularidades muy concretas. Por ello, requiere de productos diseñados ad hoc, como Inhibit Tensolift Neck Serum, creado para combatir los múltiples signos de la edad de esta delicada área.

¿Quieres saber más? Visita nuestras Stories en Instagram para más trucos de experta y recuerda que puedes descubrir muchos más consejos en el destacado “Spa en Casa” de nuestra cuenta.